Clínica Corominas aclara caso de Alaia María

hace 1 mes · Actualizado hace 1 mes

La semana pasada se informó sobre el trágico fallecimiento de Alaia María, una bebé de apenas dos meses de edad. Se alegó inicialmente que su muerte ocurrió en la Clínica Corominas de Santiago, donde familiares y allegados denunciaron presunta negligencia médica.

No obstante, la administración de la clínica ha aclarado que la niña no falleció en sus instalaciones, sino en un hospital público al que fue trasladada por sus familiares después de una emergencia. Según informes, permaneció en ese hospital durante aproximadamente tres horas.

La confusión se originó cuando parientes de la bebé protestaron frente a la Clínica Corominas, acusando negligencia médica y exigiendo justicia por lo sucedido.

De acuerdo con los familiares de Alaia, la bebé fue llevada al Hospital Infantil Doctor Arturo Grullón en Santiago, donde lamentablemente falleció horas después de su ingreso. Se señala que esto fue debido a complicaciones de salud que ya presentaba al llegar al centro médico.

La madre de Alaia, Eli Nicasio, negó la versión de que la niña hubiera sido intoxicada por un jarabe casero recetado por una "curandera", afirmando que la menor experimentaba dolores estomacales antes de ser ingresada al hospital y que lamentablemente falleció días después.

La familia, conmocionada por la pérdida de la pequeña Alaia, busca justicia y señala al pediatra que la atendió en el hospital como responsable de su fallecimiento.

El cuerpo de la niña fue sepultado el martes siguiente a su fallecimiento, mientras que los familiares esperan el informe oficial que aclare las causas de su trágico deceso.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies