Abogado de la Familia JOSHUA

hace 1 mes · Actualizado hace 1 mes

El abogado defensor de la familia de Joshua Fernández, Jean Cristofer Pérez, ha expuesto una serie de eventos inquietantes que sugieren una posible interferencia en su labor legal.

Pérez informó que su automóvil fue deliberadamente dañado mientras se dirigía a una cita judicial, durante la cual se sustrajeron documentos cruciales, incluyendo un expediente de vital importancia.

Es significativo notar que, curiosamente, se dejaron indemnes tanto el dinero como otros objetos de valor.

Además, se descubrió que su computadora portátil, que contenía información crucial del caso, había sido manipulada, lo que resultó en la eliminación de todos los datos relacionados con el expediente del caso DOTOLCITO.

Estos sucesos parecen formar parte de una estrategia más amplia de intimidación dirigida hacia Pérez.

A esto se suma su destitución de su puesto laboral, con la justificación de que su participación en medios de comunicación relacionados con el caso era motivo suficiente para su despido.

Aunque aún no se ha establecido una conexión directa entre su salida y presiones externas para que abandone el caso, la coincidencia temporal plantea preguntas sobre posibles motivaciones detrás de su despido.

A pesar de enfrentar estos desafíos, Pérez subraya la importancia de proceder con prudencia antes de formular acusaciones sin un sólido respaldo probatorio.

Reconoce el riesgo de que tales alegatos puedan afectar adversamente a individuos con cierto grado de influencia en el ámbito legal y mediático.

Sin embargo, la coincidencia entre estos eventos y su participación en un caso de gran visibilidad sugiere un posible intento de disuadirlo de continuar con su representación legal.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies