Nangelis Martínez

Santiago - Nangelis Martínez, la madre de la recién nacida que fue robada en la maternidad Renée Klang del hospital presidente Estrella Ureña, finalmente pudo sonreír después de más de 24 horas de angustia y desesperación, ya que las autoridades lograron devolverle a su hija.

"Estaba desesperada. Hubo un instante en el que me distraje, pero nunca imaginé que algo así pudiera suceder", expresó Martínez emocionada, mientras sostenía a su pequeña de apenas tres días de nacida en brazos.

El director del hospital Estrella Ureña, Miguel Ortega, aseguró que el centro de salud cuenta con medidas de seguridad sólidas y que reaccionaron de inmediato cuando la madre reportó el robo. Subrayó que en el hospital no existe riesgo de robos de bebés y que este incidente se debió a un descuido por parte de la madre.

No obstante, Ortega también enfatizó que no se puede culpar a la madre por lo ocurrido, ya que fue una reacción impulsiva provocada por la negativa del padre de la niña a realizar la declaración legal de la recién nacida.

Cuando la madre se percató de que el padre se negaba a declarar a la niña, se sintió abrumada y le pidió a una desconocida que cuidara a la bebé mientras ella misma iba a realizar la declaración. Fue precisamente en ese momento cuando ocurrió el robo.

Por otro lado, Adriano López, el padre de la niña, expresó su agradecimiento por el esfuerzo de las autoridades en la recuperación de su hija y por identificar a los responsables de su secuestro.

"Para mí, esto es un milagro que Dios hizo posible al devolvernos a nuestra hija después de estas horas de angustia y tristeza, en las que no pudimos dormir pensando en el robo de nuestra niña", afirmó López.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies