Antonia Martínez

La propietaria de un salón de belleza fue encontrada sin vida en su hogar del barrio Porvenir de San Pedro de Macorís, a las 6 de la mañana de este viernes 15 de septiembre.

La fallecida fue identificada como Antonia Martínez, de 38 años, quien deja tres hijos en estado de orfandad. Antonia gestionaba un salón de belleza en su propia residencia.

La fallecida residía en su hogar junto a su pareja y los parientes de esta. La vivienda está situada en la calle Jacinto de la Concha #37, esquina Imbert, en el segundo nivel. Fue en el baño de dicha residencia donde se descubrió el cuerpo sin vida de Antonia.

En el primer nivel de la casa opera el conocido colmado "Los Macavï". Se informó que fue su compañero sentimental quien la descubrió y cortó la cuerda, de inmediato llamando al 911.

Pocos minutos después de la llamada al servicio de emergencias, llegó una brigada de socorro. Lamentablemente, la mujer fue declarada fallecida, y su cuerpo fue colocado en la entrada de la vivienda a la espera del médico legista. A las 9:10 de la mañana, una patrulla policial y numerosos curiosos se congregaban frente a la residencia para presenciar el levantamiento del cadáver.

En mi encuentro con familiares de la fallecida, manifestaron que Martínez tenía tres hijos, pero solo vivían con ella dos menores, de 3 y 10 años, quienes lamentablemente presenciaron el trágico suceso. Por esta razón, es urgente que reciban atención de un especialista en salud mental para poder superar este trauma y crecer de manera saludable.

A las 10:25 de la mañana, una médica legista se presentó junto con agentes de la DICRIM y llevaron a cabo el levantamiento del cuerpo. Tanto los vecinos como los familiares de la difunta están profundamente afectados por lo ocurrido, ya que la consideraban una persona bondadosa.

Los parientes de Martínez y su pareja se encuentran en estado de conmoción. Una de sus cuñadas nos informó que Antonia había estado mostrando signos de depresión en los últimos días, aunque no reveló las razones detrás de su preocupación.

En menos de una semana, lamentablemente, cuatro personas han sido halladas sin vida en aparentes casos de suicidio en esta ciudad. Esto debería alertar a las autoridades de salud pública para que brinden charlas informativas y establezcan números de asistencia telefónica para personas que puedan estar lidiando con la depresión.

Queremos hacer un llamado a aquellos que se encuentren en un estado depresivo y consideren emular esta acción a que se acerquen a Dios, busquen apoyo de líderes religiosos, oren y busquen ayuda profesional. La vida es valiosa, y siempre hay esperanza y ayuda disponible para quienes la necesitan.

Por Saul Soriano Sabino.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies