El cubano Julio César Llorente

Según los informes, el ciudadano cubano de 36 años que fue detenido por agredir a un agente de Digesett en la intersección de las avenidas Gustavo Mejía Ricart y Abraham Lincoln ingresó ilegalmente a República Dominicana por la frontera con Haití.

La información proviene de un hecho ocurrido hace siete años y está publicada en el portal mirandoloscuarteles.com. Según la nota, Llorente López fue arrestado por agentes del CESFRONT en compañía de un ciudadano haitiano, cuando intentaron ingresar ilegalmente al territorio dominicano a través de las zonas montañosas fronterizas en la provincia de Dajabón.

El informe periodístico de la época relata que "miembros del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) detuvieron a un haitiano y a un cubano en el momento en que intentaban ingresar ilegalmente a nuestro territorio a través de las zonas montañosas fronterizas".

Además, detalla que "la detención de los extranjeros, Julio César Llorente López, de nacionalidad cubana y sin documentos, y el haitiano Tysma Johnsy, portador del pasaporte número RD2305417 y residente en Juana Méndez, tuvo lugar en el sector conocido como 'El Puentecito', en el extremo norte del municipio de Dajabón".

El reporte también menciona que las autoridades determinaron que el haitiano estaba sirviendo como guía para el cubano, quien tenía la intención de dirigirse hacia la ciudad de Santo Domingo. Ambos fueron llevados a la oficina interagencial del Cesfront, donde fueron interrogados y posteriormente entregados a las autoridades de Migración, con el propósito de que fueran repatriados al territorio haitiano del cual provenían.

Curiosamente, Llorente López, el agresor de la Digesett, posee documentos legales de República Dominicana, incluyendo una licencia de conducir. Fue gracias a estos documentos que pudo ser identificado cuando atacó al agente de Digesett el pasado jueves.

Actualmente, el agresor se encuentra bajo arresto y enfrenta acciones legales. Las medidas de coerción serán anunciadas este lunes.

La defensa de Llorente López ha refutado las afirmaciones de que fue golpeado mientras estaba detenido y, como resultado, fue ingresado en un hospital de Santo Domingo donde ahora recibe atención médica. Se observaron golpes en su rostro mientras declaraba ante un tribunal de instrucción del Distrito Nacional. Cuando los periodistas le preguntaron si había sido agredido físicamente por la policía, permaneció en silencio.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies