Barber Shop despierta preocupación y activismo

El equipo de [N DIGITAL] ha obtenido ciertos hallazgos que han motivado a los especialistas de la Procuraduría Especializada contra la Trata de Personas a iniciar una investigación en la Santana Barber Shop.

Por su parte, Yildalina Tatem Brache, abogada y activista feminista, manifiesta que en este negocio hay un servicio que parece ser prostitución, coordinado por una persona distinta de las mujeres que trabajan allí.

“Es un servicio que parece ser prostitución y, dado que las mujeres no lo están ejerciendo de manera libre, podemos intuir incluso que hay un claro indicio de proxenetismo”.

Existen videos donde se observa a las mujeres trabajadoras de este establecimiento bailando, y según Tatem Brache, algunas personas podrían malinterpretar esto como si ellas estuvieran felices.

La abogada Laura Acosta explicó que la prostitución no es algo prohibido, sin embargo, sí está prohibido que un tercero reciba beneficios económicos a costa de que otra persona se prostituya.

“Es importante recordar que los personajes se construyen y se actúa a partir del personaje que se crea, y que esta construcción de personajes no necesariamente es libre o espontánea, sino que sugiere que puede estar siendo forzada u obligada”.

Ahora bien, los especialistas han concluido que, dado que se ofrece este tipo de servicio en un espacio y se cobra una comisión, hay elementos suficientes para tipificarlo como proxenetismo.

En este sentido, Laura Acosta agregó que:

“Según el Código Penal, en su artículo 334, el proxeneta es aquella persona que de cualquier manera ayude, asista o encubra a personas, hombres o mujeres, con miras a la prostitución o al reclutamiento de personas con miras a la explotación sexual. También se considera proxeneta a aquel que reciba beneficios de la prostitución, o que contrate, entrene o mantenga, aun con su consentimiento, a una persona, hombre o mujer, aunque sea mayor de edad”.

Según la especialista, la Ley especial sobre trata de personas (Ley 37-03) especifica que la trata implica la captación, transporte, traslado, acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza, fuerza, coacción, rapto, fraude, engaño, abuso de poder o situaciones de vulnerabilidad.
El proxenetismo se castiga con prisión desde seis meses hasta tres años, y de doce a diez años si es agravado.

Con respecto al negocio de la popular plataforma de Onlyfans, Yildalina Tatem Brache indica que es parte de la explotación. “Es un círculo donde él ha construido un negocio próspero y exitoso para él, que comparte con ellas. Es posible que ellas, en otras circunstancias, no tuvieran acceso a ciertos recursos o no se sintieran admiradas y deseadas. Tener 100.000 seguidores en la sociedad actual te posiciona como alguien exitoso“.

Además, los convenios internacionales señalan que el acto sexual no solamente incluye la penetración, lo que también muestra indicios de explotación sexual.

“El Código Penal Dominicano también habla de desenfreno y relajación de las costumbres. Es decir, no se limita a la prostitución propiamente dicha como una actividad sexual de penetración entre dos o más personas, sino que incluye el desenfreno y la relajación de las costumbres“, acotó Acosta.

Según Tatem Brache, las empleadas de este reconocido establecimiento están vulnerables en todas las perspectivas, posiblemente no escolarizadas y con pocos recursos económicos, y es probable que estén siendo abusadas en el espacio familiar, “y desde ahí es muy fácil caer en una red de explotación“.

Subir

Utilizamos cookies con el fin de proporcionarle la mejor experiencia posible en nuestro sitio web. Consultar políticas de cookies